sábado, 25 de marzo de 2017

RECUERDOS


En un par de días los recuerdos me visitan sin esperarlo.
Un primo me manda,  según sus palabras “del interminable archivo arqueológico de su madre”, la tía Margarita, esta tarjetita donde mi abuelo paterno promueve a través del telegrama su negocio, y que  para mí resulto curioso pues tenía una especie de Nickname TELEGRAMAS "YURAC”, así se comunicaba la gente en ese entonces, a través de los telegramas.

Pero más notable resulto el aviso de que había un libro, llamado Tango Viajero, Orquestas típicas de Valparaíso, entre (1950 y 1973) de mago editores, escrito por Cristián Molina y Eileen Karmy. Libro en cuya foto de la portada se reconoce a mi abuelo materno, Alfonso Romero.

En un reciente viaje a Santiago di accidentalmente con un ejemplar del libro, el único en una librería de calle Merced. Posteriormente ubico un segundo volumen en la Feria Chilena del Libro, solo disponible en la tienda del controvertido mall Costanera Center, pues también era el único ejemplar.
Uno sería regalo para mi madre y el otro para mi archivo personal.


El libro, que es un estudio para una tesis de Magister en Artes de uno de los autores, se transforma en un acabado relato del movimiento musical tanguero de Valparaíso en esos años. Hace un análisis del Patrimonio Inmaterial que esto representó y como hoy es utilizado como un cliché para promover una postal turística del Puerto de Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
Pero para mí, el libro es invaluable, trae relatos de estos seres humanos habitantes de un tiempo y espacio y como derivaron en el tango, como aprendieron sus instrumentos, como se formaban sus agrupaciones, por qué Valparaíso, por qué el tango, el rol del gobierno radical de aquel entonces, que quería promover la “chilenidad”, y no esta música foránea , y finalmente el golpe cívico militar del año 1973 que acaba con la bohemia porteña, con la persecución de personas y el toque de queda, que no permite el funcionamiento de estos locales nocturnos, acabando con la fuente laboral de todo un grupo de personas dedicados a la gastronomía, música, espectáculos, etc., consecuencias letales para este movimiento tanguero.


Explica que el tango, por lo menos en Valparaíso,  no era político en sus temáticas, en general las letras tienen que ver con el amor, el drama, la melancolía, los oficios, y además con un estilo musical para hacerlo muy bailable. Incluso cuando el tango en Buenos Aires evolucionó, en Valparaíso mantuvo su estilo más tradicional.
Mi Abuelo es nombrado varias veces en distintas páginas, como bandoneonista de una de las orquestas típicas, además se le menciona como de los primeros en ser capaz de afinar y reparar este complejo instrumento.
Mi madre logra rescatar el bandoneón de mi abuelo hace unos años, junto al que leo ávidamente estas páginas.

Aún tengo un recuerdo, cuando era muy niño, de estar parado al lado de mi abuelo en su casa del Cerro Barón mientras me tocaba el bandoneón y me decía que dentro habían unos enanitos que producían el sonido.
Hoy lamento que el haya partido siendo yo tan pequeño, quizás yo podría haber aprendido este instrumento tan especial.
Pienso que el libro rescata este patrimonio inmaterial del puerto, pero para mí trae otros recuerdos, los trenes, el olor a brea en la subida al cerro Barón, la calle Gonzálo de Bercéo,  los barcos en el horizonte, la casa de mi abuela, los troles, el té puro con pan francés, sus muebles, la radio sobre el refrigerador y los gatos por nombrar algunos.

Gracias a los autores del libro por este inesperado regalo.

1 comentario:

cristian alberto dijo...

Miroslav
hola
soy Cristian Molina el autor del libro. encontré su artículo y me gustaría contactarme con usted para ver la posibilidad de escribir más ampliamente sobre su abuelo, poder tener imágenes de él. con mi colega tenemos una página donde estamos trabajando los archivos musicales de Valparaíso.

me gustaría tener algunos antecedentes de su abuelo, poder hacerle algunas preguntas a usted y compartir la memoria para hacer un texto y poder incluirlo a nuestra página: http://memoriamusicalvalpo.cl/

le comento que yo también soy bandoneonista y ver el bandoneón de su abuelo en la imagen me causa mucha curiosidad también.

bueno, le dejo mi correo para que nos pongamos en contacto:
francanapa@gmail.com

saludos desde Santiago.