jueves, 11 de junio de 2015

Construcción de embarcaciones en Chiloé ( hacia el final

La partida.



El mar, si es el mar más que el cielo el que me inspira, no me imagino volando, me imagino navegando.
A pesar, como vemos en esta foto, la conjunción de mar y cielo a veces es un continuo, y se mezclan sin saber donde acaba uno y comienza el otro.



Este mar interior omnipresente en Chiloé, con sus canales, golfos, e islas, generados en una caldera de fuego y hielo, fuerzas tectónicas y cambios climáticos, durante miles de  años, con avances y retiradas de hielos, tallando el fondo marino y las paredes de los cerros.
volcán Chaiten después de meses de erupción continua, aquí desde bahía Pumalin

Volcán Chaiten, el día siguiente de la erupción, desde mi oficina.
Volcan Calbuco 2015 desde el avión

Volcan Calbuco 2015

Estos ventisqueros en avance, depositaron enormes piedras en playas como en la que yo vivo, y que no tienen otra explicación de estar ahí que sea haber estado en la cabeza de avance de la masa de hielo antes de su actual retirada, transportadas cientos de kilómetros de su ubicación original.





Estas masas de hielo volverán algún día, espero en un tiempo no muy próximo, y desplazaran los mares que hoy ocupan estas playas, canales y lagos de esta hermosa región donde habito, terminando con esta geografía tal como lo conocemos ahora.

Cuando me levanto en la mañana, lo primero que hago es mirar por la ventana  de mi habitación y evaluar el estado de la mar.
A veces hay quietud y neblina sobre el mar, lo que da un aspecto fantasmagórico a las embarcaciones, dejándolas como suspendidas en el aire, veo la altura de la marea,

o si hay temporal y viento, tamaño de las olas, afectará esto a mi embarcación en el muelle, esto condicionara el resto del día, después, cuando me dirijo a mi trabajo, desde mi oficina, ahí está, veo la actividad del puerto, lanchas, buques y botes que entran y salen, deportistas en kayak, lobos de mar, delfines  y gaviotas, estoy pendiente durante el resto del día.

La belleza escénica en Chiloé surge desde cualquier ángulo, con lluvia o con sol, este mar interior, a veces con oleaje y viento,  me produce, respeto, admiración , desafío, cómo estará la mar en los golfos ?, y si yo estuviera allí ?, siento todo esto y mucho más.






Soñar con la aventura de recorrer sus rutas ignotas, llegar a fondeaderos maravillosos y protegidos, hacerlo en una embarcación con historia, construida desde la colocación de su quilla hasta sus últimos ornamentos. Finalmente ya querida lancha estas aquí, invitándonos a  navegar hacia lo desconocido, a la contemplación.


Dalmacia, estas casi para nacer y adentrarte en este mar Chilote, llevar en tu seno a pasajeros, amigos, invitándolos a la conversación a la camaradería, al descubrimiento, a la degustación de platos locales,  al silencio ante la belleza agreste y salvaje de esta Patagonia insular.



Cuantos buenos momentos espero nos brindes, pero ante esta inminente partida del astillero, como el nacimiento de un niño desde el vientre materno, también provoca angustia.
Ahora en su lugar esta protegida, yo no soy responsable por ella, son los maestros de ribera los que la acomodan ante las mareas, la lijan y barnizan, terminan sus muebles, yo solo paso a visitarla, dar ideas y sugerencias.
Pero al salir seré yo el responsable, dependerá íntegramente de mi, en todos sus aspectos, al igual que el recién nacido que sale del hospital, es ahora responsabilidad de sus padres, ya no de las enfermeras, médicos o auxiliares.

La maqueta que mandó a fabricar mi padre de la Dalmacia II ( aprox.1930) a Don juan Vasquez, dibujante técnico y modelista naval, está  lista.
Es parte de los trabajos previos que se han sucedido sin proponérnoslo conscientemente  a la fecha de la botadura de la Dalmacia III






Por otra parte Don Juan Vasquez y Don Rubén Barria Profesor de Historia y Geografía preparan su proyecto para el primer “Museo Naval y Marítimo de los Archipiélagos Patagónicos Australes “, con maquetas de naves y embarcaciones que han navegado entre el canal de Chacao y el Cabo de Hornos, sumando más de 100 modelos a la fecha.
Embarcaciones que han contribuido al desarrollo económico y social de Chiloé y los canales patagónicos.
de la Dalmacia II, además de la maqueta han aparecido 2 fotos no conocidas por mi familia , encontradas por estos investigadores, y que aparentemente corresponden a la Dalmacia.
Una en Chonchi, con un Mástil a proa que no conocíamos y otra tomada en  Calbuco, con otro nombre, y donde se le pierde el rastro finalmente.


Las modificaciones de las embarcaciones es algo frecuente y que tienen que ver con las adaptaciones, y mejoras que hace el dueño, o un nuevo propietario para ajustarla a sus necesidades, realizando cambios sutiles y a veces totales como el alargamiento de la embarcación o modificaciones en su superestructura.


La Dalmacia 3era, se encuentra en su fase final, los maestros de las distintas especialidades por fin parecen apurados, afinando los detalles de todas las cosas pendientes, así debería haber sido hace meses atrás, pero, bueno, los tiempos en provincia son así y hay que aprender a vivirlos a su ritmo, no hay mal que por bien no venga.
La botadura será en invierno, habrá tiempo para navegaciones de prueba, corregir errores mejorar algunas cosas, hacerse parte de la embarcación, conocer los ruidos y señales que da el motor , la velocidad de respuesta de la caña de timón a los virajes, su velocidad máxima, sus movimientos ante las olas y corrientes.
Se viene un buen período de aprendizaje y afiatamiento antes de emprender los viajes para los que fue diseñada.






2 comentarios:

Alejandro Yanez dijo...

Estimado Miroslav, cuando estoy fuera de Chilóe me entretengo buscando fotos, ojalá relacionadas con embarcaciones y el archipiélago, así fué como llegué a tu entretenido blog, Soy tambien un enamorado de la zona, el mar y los botes, por ello estoy recién disfrutando de tus publicaciones.
Tenemos con mi esposa una pequeña cabaña a la orilla del mar, en Chequián, Isla Quinchao, en donde pasamos la mitad del año, seguramente habrás navegada a la cuadra muchas veces en tus navegaciones hacia Caguach, Leptepu, etc. Ahora que conozco tu lancha estaré atento para algún contacto radial, ojalá pudieras hacer una recalada y conocernos mejor, normalmente mi velero "Drina II" esta fondeado o varado al frente de la cabaña.
Un abrazo fraterno y vientos a un largo.
Alejandro Yáñez Avila

Anónimo dijo...

Hola Miroslav, me llamo Michele Courbis Gainza, soy hija de Augusto Courbis Villagra en la época de los 60 era el director del hospital de frutillar. Trabajo en las Bibliotecas de la UC y estoy a a cargo de las publicaciones electrónicas....haciendo una revisión de publicaciones me encontré con CUADERNOS DE CAICAEN...y allí con un relato del texto “Calbuco, Castro y Quellón 1962 – 1973. Memoria y Salud en la XII Zona” tu madre cuenta una anécdota con Salvador Allende..... y donde nombra a mi padre...se lo conté a mi mamá y ella se acordaba perfectamente de esa ocasión...
Tengo entendido que tu padre es coautor de éste libro. Estoy averiguando para comprarlo con anticuarios pero aún no lo logro. Por suerte lo descubrí en la btca de Medicina acá en UC.
Por cierto, muy bueno tu blog...fotos maravillosas de la zona de mi niñez.
Un saludos afectuoso, Michéle Courbis mi correo: michele.courbis@hotmail.com