martes, 17 de diciembre de 2013

Minga de tiradura de casa.















Vimos la casa navegar por el fiordo de Castro, venía muy a flote, no semihundida como es la imagen que uno tiene de estos eventos, luego, al llegar a la Playa de Quento, entendimos de que se trataba.
Se generará un pueblo con estas antiguas y hermosas casas chilotas, traídas de diferentes partes para hacer una película.
Posteriormente formaran parte del condominio que se construye frente a castro, donde sus residentes podrán disfrutaras.
Al principio produce rabia e indignación, pero luego con un análisis mas detenido uno piensa , y quién se preocupa de estas casas que se van desintegrando y colapsando sobre sí mismas, año tras año en el campo chilote.
ver mi entrada de blog (http://canalesdechiloe.blogspot.com/2011/10/como-mueren-las-casas-y-las-lanchas-en.html)
Quién se preocupa de las casas con valor arquitectónico que se han ido perdiendo en Castro para dar paso a edificaciones de mal gusto.

Quién dice algo por el Mall que viene a desintegrar toda la trama y escala urbana de Castro, que no sea un grupo de trasnochados que van perdiendo terreno ante una institucionalidad indolente y corrupta.
Que habría que hacer para preservar este Vivir Chiloé que se pierde minuto a minuto.
Me imagino el estado de Chile, acercándose a los propietarios de casas de valor arquitectónico en La Serena, Coquimbo, Valparaíso, Chiloé, ofreciendo asesoría, fondos para restauración y preservar esta riqueza que se deshace día a día.
Pero seguramente dirán que en nuestro país hay prioridades, la salud, La educación la extrema pobreza, y es verdad.
como salvar estas Casas, como salvar las formas de vida, las tradiciones.
Creo que estamos llegando tarde a todo.
Quizás Silvio Caiozzi salve algunas de estas casas para la posteridad, así como se salvan algunos animales de la extinción y hasta se los reproduce, en terribles zoológicos y después tengamos que pagar una módica suma para ir a verlas.

 

3 comentarios:

olo dijo...

Sin embargo, eso de ver un barco remolcando a una casa a través del oceano Pacífico solo puede verse en Chiloé. ¡Y es fantástico, en todo el sentido de esta palabra! Hermosa entrada.

Yo pienso que la cultura chilota solo podrá mantenerse en tanto lo haga la vida campesina tan genuina y única de allí, donde el campesino es a la vez cultivador de papas, ganadero, leñador, carpintero, mariscador y hasta buzo. Y para eso, potenciar el cooperativismo campesino, por supuesto al estilo chilote, polivalente y solidario.

Mr. Jota dijo...

Soy asiduo lector de tu blog, desde que lo descubriera un par de años atrás, cuando formulaba un proyecto audiovisual en la Isla. Soy audiovisualista, y junto a mi equipo estamos planificando un viaje a Chiloé en un mes más. Me gustaría mucho entablar contacto contigo para conocer datos e historias que luego podamos profundizar mediante el relato audiovisual, sobretodo lo que tiene que ver con la navegación y los astilleros. Si te interesa colaborarnos, estaré gustoso de compartir algunas ideas por correo electrónico desde ya. Te dejo un gran saludo y felicitaciones por este sitio, en el cual las palabras dan forma a una bitácora de vivencias tremendamente enriquecedora. Mis respetos y admiración.

Mr. Jota dijo...

Hola. Te envié un correo con cierta información. Saludos y muchas gracias.