martes, 17 de diciembre de 2013

Minga de tiradura de casa.















Vimos la casa navegar por el fiordo de Castro, venía muy a flote, no semihundida como es la imagen que uno tiene de estos eventos, luego, al llegar a la Playa de Quento, entendimos de que se trataba.
Se generará un pueblo con estas antiguas y hermosas casas chilotas, traídas de diferentes partes para hacer una película.
Posteriormente formaran parte del condominio que se construye frente a castro, donde sus residentes podrán disfrutaras.
Al principio produce rabia e indignación, pero luego con un análisis mas detenido uno piensa , y quién se preocupa de estas casas que se van desintegrando y colapsando sobre sí mismas, año tras año en el campo chilote.
ver mi entrada de blog (http://canalesdechiloe.blogspot.com/2011/10/como-mueren-las-casas-y-las-lanchas-en.html)
Quién se preocupa de las casas con valor arquitectónico que se han ido perdiendo en Castro para dar paso a edificaciones de mal gusto.

Quién dice algo por el Mall que viene a desintegrar toda la trama y escala urbana de Castro, que no sea un grupo de trasnochados que van perdiendo terreno ante una institucionalidad indolente y corrupta.
Que habría que hacer para preservar este Vivir Chiloé que se pierde minuto a minuto.
Me imagino el estado de Chile, acercándose a los propietarios de casas de valor arquitectónico en La Serena, Coquimbo, Valparaíso, Chiloé, ofreciendo asesoría, fondos para restauración y preservar esta riqueza que se deshace día a día.
Pero seguramente dirán que en nuestro país hay prioridades, la salud, La educación la extrema pobreza, y es verdad.
como salvar estas Casas, como salvar las formas de vida, las tradiciones.
Creo que estamos llegando tarde a todo.
Quizás Silvio Caiozzi salve algunas de estas casas para la posteridad, así como se salvan algunos animales de la extinción y hasta se los reproduce, en terribles zoológicos y después tengamos que pagar una módica suma para ir a verlas.